Conociendo a Atomic Rooster.

14/03/16

Precursores del Hard Rock.

Ingresos: 108

A+A-

‘Atomic Rooster’ es un clásico del rock de los 70s, y si no es así debería serlo, ya que nos ha dejado un buen consorcio de grandes temas, de buena potencia y buenos arreglos, una historia bien nutrida, y un hard rock progresivo que ha sabido conquistar oídos en su época, y los sigue conquistando hoy en día.

La historia del grupo comienza en allá por 1969, como un típico power trio de la época, formación integrada por el teclista y principal compositor Vincent Crane (fallecido en 1989), ex componente de The Crazy World of Arthur Brown, el cantante y bajista Nick Graham y el batería Carl Palmer, quien había conocido a Crane tras participar en una gira americana con los Crazy World.

Luego de asegurarse un lugar en los clubes londinenses y de haber hecho una buena fama con su particular sonido, la banda entra en estudio a grabar su primer disco, el homónimo ‘Atomic Rooster’, lanzado en 1970. Un primer disco con un sonido un tanto atípico para lo que lanzarían más adelante, un poco por causa de la formación que componía la banda en ese entonces. Atomic Rooster ha sido una banda cambiante en cuanto a sus miembros, y esos cambios han sabido marcar las distintas etapas y sonidos por los que transcurrió el grupo, sin duda esta primera formación, un power trio, estableció el sonido primario del grupo, el cual más adelante crecería aun mas, alcanzando momentos más altos de elaboración y de fama.

El gran sonido de Atomic Rooster ya es bien conocido, alta contundencia y siempre grandes temas, siempre Vincent  a la cabeza de la creación y como alma de la banda, no es un tecladisco vistuoso estilo Emerson, pero siempre se ha mantenido fresco y cresativo, sus punzantes arreglos siempre presentes en el más puro sonido del grupo, con sus aplastantes y salvajes solos de teclado y esa dinámica tan atemporal y propia de él, que se acopla de maravilla a las magníficas sesiones de bajo y batería, de gran nivel aportadas por Palmer y Graham, la base percusia, siempre está en un tempo particular y contantemente cambiante, en plena sincronía con los teclados.

Teclado y batería forman la base principal de todos los temas del disco, (ademas del bajo, por supuesto) el resto del espacio es rellenado por algunos arreglos en trompetas o instrumentos de viento, algunos pasajes con flauta y algún otro solo, al vacío, de batería.

Los temas no son excesivamente complejos pero son muy satisfactorios, el sonido que alcanza la banda lo llega a sonidos míticos pero sin duda se trata de un disco (y los siguientes que lanzarían) de culto, de gran nivel y con una sonoridad autentica y muy propia de la banda, ofrecen una mezcla única de influencias que combinan jazz-funk, con hard rock, góspel y arreglos progresivos.

Luego de lanzar su primer disco, Graham abandonó la banda para unirse a Skin Alley, al igual que Carl Palmer que se iría a Emerson, Lake & Palmer. Sus reemplazos fueron el guitarrista y cantante John Cann y el batería Paul Hammond, con estos miembro la banda alcanzaría momentos de mayor fama, otro buen momento de la banda seria también la etapa en la que la voz pasaría al mando de Chris Farlowe, aunque por otro lado creo que el sonido jamás volvió a tener tanta presencia percusiva como en los primeros años, en los que Karl Palmer ocupo el lugar de la batería.

Durante el transcurso de su carrera, Atomic Rooster editó 7 álbumes de larga duración, aunque la época dorada del grupo tuvo lugar a principios de los años 70: sus últimos y ya tardíos trabajos Atomic Rooster (1980), o Headline News (1983) pasaron desapercibidos.

Delicias Psicodelicas Blogspot.

Notas Relacionadas:



Diseño: SebastianFelo.com.ar