Kruse, expulsado de Alemania

21/03/16

El delantero del Wolfsburgo celebró en una discoteca su 28 cumpleaños y se enfrentó a una periodista.

Ingresos: 58

A+A-

Informa Sport.es

Max Kruse, de 28 años y considerado uno de los delanteros alemanes con mayor talento, corre riesgo de quedarse fuera de la Eurocopa por su mala cabeza.

De momento Joachim Löw le ha apartado de la selección ante los amistosos que disputará la Mannschaft frente a Inglaterra e Italia y alrededor de la DFB comienza a especularse que el entrenador no volverá a contar con él.

El futbolista del Wolfsburgo, rival del Real Madrid en los cuartos de final de la Champions League, no tuvo mejor ocurrencia que celebrar en una discoteca de Berlín su cumpleaños el sábado por la noche y redondeó su salida enfrentándose a una chica a la que arrebató su teléfono móvil por hacerle fotos, pasadas las dos de la madrugada.

Lo que no sabía Kruse, multado con 25.000 euros por su club, es que la joven, llamada Jessica Pillatzki y de 26 años, era (es) reportera del diario Bild y que el suceso se catapultaría al primer plano. A partir de ahí, desde el domingo por la tarde, los hechos se fueron sucediendo hasta que su exclusión del equipo nacional fue una realidad.

La DFB emitió este lunes un comunicado explicando la suspensión del delantero por no cumplir “el modelo de conducta del combinado nacional” y actuar de manera “poco profesional”, citándose al propio Löw. “Le dije la semana pasada lo que espero de él, tanto dentro como fuera del campo. Quiero futbolistas centrados en el fútbol y en la Eurocopa, también entre los partidos” advirtió el seleccionador.

“Max (Kruse) ya se ha comportado varias veces de manera poco profesional. Y no lo acepto. En verano tenemos grandes retos en la Eurocopa. Queremos jugadores concentrados y conscientes de su modelo de conducta a seguir” cerró Löw, que no le pasará una más al díscolo jugador.

Oliver Bierhoff, director deportivo de la DFB, admitió que mantendrá un contacto “constante” con el Wolfsburgo y su máximo responsable deportivo, Klaus Allofs, pero no aclaró en qué sentido.

Esta ha sido la última salida de tono de un futbolista que en octubre de 2015 se olvidó en un taxi 75.000 euros que había ganado jugando a póquer en el casino y que ya le costó otra multa del Wolfsburgo.

Y podría ser la definitiva estocada en la selección. Considerado fijo en la plantilla que debía disputar el Mundial de 2014, en noviembre de 2013 fue descubierto en compañía femenina en un hotel de Londres, coincidiendo con un viaje del equipo nacional alemán para otro amistoso ante Inglaterra.

En aquella ocasión Löw lo expulsó sin miramientos. Y en el entorno de la DFB crece la sensación que Max Kruse correrá la misma suerte, por más que futbolísticamente se le considere un jugador “diferente”. Porque no todo vale en la Mannschaft.

Notas Relacionadas:



Diseño: SebastianFelo.com.ar