Mundial 2006: Beckenbauer, investigacion.

22/03/16

Algo huele mal en Alemania.

Ingresos: 95

A+A-

Informa AS.

El Comité de Ética ha abierto procedimientos contra el mítico jugador y otros cinco directivos alemanes vinculados al Mundial 2006.

El Comité de Ética de la FIFA ha anunciado este martes la apertura de procedimientos formales contra seis altos directivos del fútbol alemán vinculados a la elección del país como sede del Mundial 2006, entre ellos Franz Beckenbauer, presidente del comité organizador de aquella competición que será investigado por supuestos pagos indebidos, asociados a cargos de soborno, corrupción y aceptación de regalos.

Además de Beckenbauer, la FIFA también ha abierto procedimiento contra los expresidentes de la Federación Alemana (DFB) Wolfgang Niersbach y Theo Zwanziger, los exsecretarios generales Helmut Sandrock y Horst R. Schmidt, y el exdirector financiero Stefan Hans.

En los casos de Beckenbauer, Zwanziger, Schmidt y Hans, la FIFA investigará posibles pagos indebidos para lograr que Alemania organizara el Mundial de 2006 y que podrían quebrar hasta seis artículos del Código Ético de la FIFA asociados a cargos de soborno, corrupción y aceptación de regalos.

En cuanto a Niersbach y Sandrock, podrían haber quebrado cuatro artículos relacionados con normas generales de conducta, lealtad, deber de cooperación y conflicto de intereses.

"El presidente del órgano de instrucción, Cornel Borbély, liderará la investigación y examinará las pruebas relevantes a su debido tiempo. Todos los casos serán examinados con equidad y todas las partes tienen presunción de inocencia", subrayó la FIFA.

Esta anuncio llega tres semanas después de que la Federación Alemana concluyera que "no hay pruebas" de compra de votos para organizar el Mundial 2006, pero sin atreverse a descartar esa posibilidad, durante la presentación del informe confeccionado para analizar dicho asunto.

"No hay pruebas de compra de votos", anunció el pasado 4 de marzo Christian Duve, representante del bufete de abogados Freshfields que se ha encargado de realizar el informe. Sin embargo, Duve aclaró que su firma no ha podido hablar con todos los involucrados y que, por ello, no pueden descartar rotundamente que ese presunto soborno no se produjera.

El expresidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) Wolfgang Nierbach prometió este martes que cooperará con la comisión de ética de la FIFA en su investigación sobre la polémica adjudicación del Mundial 2006. "Evidentemente que cooperaré en este procedimiento y apoyaré las investigaciones de la comisión de ética, en cuyo trabajo tengo absoluta confianza", señaló a dpa por correo electrónico.

Niersbach es uno de los seis ex altos cargos del fútbol alemán que están siendo investigados por la FIFA. Aunque el ente rector señaló en su comunicado que el ex presidente es sospechoso de haber infringido varios puntos del código de ética, Niersbach aseguró que se trata exclusivamente de una "posible infracción" por no declarar en el año 2015.

Junto a Niersbach, la comisión de ética de la FIFA investiga a otros cinco altos funcionarios, entre ellos al que fuera presidente del comité organizador de Alemania 2006, el mítico Franz Beckenbauer, y al ex presidente de la DFB Theo Zwanziger. Ambos están acusados de haber violado supuestamente el código ético de la entidad.

Sin embargo, Zwanziger insistió de nuevo en su inocencia. "Estoy muy sorprendido y rechazo la acusación claramente", aseguró a dpa el ex jefe del fútbol germano.

"El informe de Freshfields (bufete internacional de abogados) no encontró ni un solo punto que sostenga un proceso de este tipo contra mí", recordó. Como consecuencia, Zwanziger quiere ahora recusar al jefe de la cámara de investigación de la comisión de ética, Cornel Borbély, bajo la sospecha de "parcialidad". Además, se mostró molesto con la FIFA y renovó sus acusaciones contra su sucesor en la DFB, Niersbach.

"Todo aquel que haya leído el informe de Freshfields sabe que quería esclarecer el escándalo desde 2012", declaró Zwanziger. "Wolfgang Niersbach estaba desde el principio ahí, no dio ningún paso hacia el esclarecimiento y durante meses en el verano de 2015 engañó a su propia cúpula. ¿Y ahora debe ser tratado por lo visto con guantes de seda? Algo no está bien", agregó.

El escándalo en torno a la concesión del Mundial estalló en octubre de 2015, cuando salió a la luz un sospechoso pago de 6,7 millones de euros que Beckenbauer y su socio Robert Schwan -con la ayuda de Robert Louis-Dreyfus, entonces presidente de Adidas- realizaron en 2002 a una cuenta de Qatar a nombre del ex miembro de la FIFA Mohamed bin Hammam. En 2005, el comité organizador devolvió los 6,7 millones a Louis-Dreyfus, pero el pago se camufló deliberadamente como una contribución para una gala del Mundial que nunca se celebró.

Notas Relacionadas:



Diseño: SebastianFelo.com.ar