El fútbol argentino está de luto.

17/02/16

El árbitro lo expulsó, agarró un arma que tenía en el banco y lo mató.

Ingresos: 86

A+A-

El fútbol argentino está de luto. Si bien no ocurrió en un partido profesional, otra vez se volvió a ensuciar el deporte en el país. En un encuentro barrial disputado en Córdoba ocurrió una verdadera tragedia.

Un jugador fue correctamente expulsado por pegarle a un rival y se desató la locura. Fue al banco de suplentes, agarró un arma que tenía en su mochila y le pegó 3 tiros al árbitro, César Flores, de 48 años.

Las pericias indicaron que el juez recibió un tiro en la cabeza, otro en el cuello y el restante en el pecho. Las consecuencias fueron mortales y lamentablemente nadie pudo frenar al asesino.

El árbitro no fue el único atacado. Walter Zárate, de 25 años, recibió un disparo en el pecho pero milagrosamente se encuentra fuera de peligro. Mientras todos siguen conmocionados por este hecho insólito, el atacante sigue prófugo.

Notas Relacionadas:



Diseño: SebastianFelo.com.ar